Archives

Author Archive for LeonardoBailey

¿Por qué se dice salud cuando alguien estornuda?

Cuando una persona estornuda la primera reacción es decir ¡Salud!. Esta tradición se encuentra en todas las culturas, los alemanes dicen “Guesundheit”, en Estados Unidos y Canadá se dice ” God Bless You” en Irán “Afiyat Bashe” que significa te deseo buena salud. Todas las tradiciones apuntan hacia lo mismo ¿Por qué?

Algunos piensan que el corazón durante el estornudo se detiene por un milisegundo.
Se conoce que el estornudo es un acto reflejo convulsivo de expulsión de aire desde los pulmones a través de la nariz, cuya función es eliminar una secreción abundante de las mucosas nasales provocadas por agentes extraños.

El aire que sale a través del estornudo puede llegar a 165km/h y la saliva puede cubrir 5 metros cuadrados.

Sin embargo, en la antigüedad, los seres humanos creían que el alma vivía alojado en la cabeza de la persona y que por medio de un estornudo podría ser expulsado. Asimismo, decían que era señal de mal agüero y presagio de muerte.

Más aún, estornudar siempre ha sido una indicación de enfermedad. Durante la Edad Media, cuando las plagas eran comunes, y un estornudo podría haber significado algo serio, una enfermedad incurable, la gente solía desear a aquella persona que sea bendecida.

Cabe destacar que se llegó a pensar que al estornudar muy fuerte existía una gran probabilidad de fracturar una costilla o si el mismo no es expulsado correctamente puede ocasionar que un vaso sanguíneo de la cabeza o cuello se reviente.

Actualmente el estornudo no es símbolo de que una persona vaya a morir, pero de la misma forma se le desea buena salud.

10 curiosidades sobre la luna

1- Una persona que pese 45 kilos, en la Luna pesaría 8,05 kilos.

2- Sin traje espacial en la Luna, la sangre hierve intantáneamente.

3- En la Luna es imposible silbar.

4- Ha llegando más gente a la Luna que a las profundidades de los océanos.

5- James. B. Irwin, astronauta del Apollo 15, fue la octava persona en caminar sobre la Luna el 30 de julio de 1971.

6- La última persona que pisó la Luna lo hizo en 1972.

7- En la Luna no hay viento ni sonido.

8- La superficie de la Luna es más pequeña que Asia.

9- Cada año la Luna se aleja de la Tierra 3.8 centímetros.

10- Que las personas actúen de forma extraña durante la luna llena, es un mito.

CUANTO MÁS CONECTADOS, MÁS AISLADOS PODEMOS ESTAR

LO AFIRMA UNA NUEVA INVESTIGACIÓN
Las personas que pasan más de dos horas en las redes sociales tienen más riesgo de sufrir aislamiento social.

Las nuevas tecnologías han hecho que el mundo sea cada vez más pequeño. Ya es posible gracias a internet que podamos tener un contacto diario y continuado con personas de otro rincón del planeta, a las que jamás hemos visto cara a cara.

Pero, paradójicamente, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, cuanto más conectados estamos también podemos llegar a estar más aislados.

Los autores del estudio analizaron los hábitos tecnológicos de unos dos mil voluntarios y observaron que aquellos que pasaban de media más de dos horas diarias en las redes sociales, tenían el doble de posibilidades de sufrir situaciones de aislamiento social, que quienes solo pasaban media hora. Y para aquellos que visitaban dichas redes una media de 58 veces por semana, las posibilidades se triplicaban con respecto a aquellos que solo lo hacían nueve.

Los autores del estudio reconocen que estos resultados pueden interpretarse de dos formas. Es decir, puede ser que el uso desmesurado de internet y las redes sociales produzcan cierto grado de aislamiento. Pero, también, que sean personas con dificultad para las relaciones sociales (o, simplemente, con poco interés por ellas), quienes sean más propensas a hacer un uso excesivo de las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

Lo que si pudieron comprobar es que en el caso de ciertos voluntarios que ya sufrían de aislamiento social antes de descubrir internet, su vida online no sirvió para paliar ese problema de modo eficaz. Al contrario, parece ser que lo empeoró.

Meteoritos maravillosos

“La piedra preciosa más preciosa de todas”: El meteorito de Fukang.

Tiene aproximadamente 4.500 millones de años y es tan antiguo como la propia Tierra. Fue descubierto en las montañas cerca de Fukang, China, en el año 2.000. La piedra fue descubierta por un excursionista que solían sentarse en ella para descansar. Extrañado por los cristales relucientes de la roca y exclusivamente por curiosidad, tomó una muestra y la envió a analizar a EE.U. Efectivamente, se trataba de un meteorito muy especial:

Este hermoso meteorito es un Palasito, un tipo de meteorito con cristales translúcidos dorados, de un mineral llamado olivina, incrustados en un panal plateado de níquel y hierro.

Según los expertos, los Palasitos se componen aproximadamente de un 50% de olivino y cristales de peridoto, y un 50% de metales como níquel y hierro, y eso explicaría la apariencia de mosaico tan característica. Son ejemplares rarísimos de encontrar, y no representan más del 1% de la cantidad total de meteoritos que existen en todo el universo.

Al parecer, los Palasitos provienen de la formación del Sistema Solar, y son tan escasos porque muy pocos ejemplares sobrevivieron al descenso a la Tierra a través de la atmósfera terrestre (la mayoría se desintegra).

El meteorito original de Fukang pesaba cerca de 450 kg, pero todo el mundo quiso hacerse con un pedazo. Desde entonces, el Palasito ha sido cortado en rebanadas, y eso explica el fulgor cuando el sol pasa a través de ellas. Actualmente, los pedazos de esta maravilla del cosmos son subastados alrededor del mundo.

Pequeños pedazos de esta preciosa roca se venden a un precio que oscila entre los 30 y los 50 dólares el gramo. En abril del 2008, salió a subasta la porción más grande del meteorito, en Nueva York, cuyo precio de salida era de 2 millones de dólares.

El hallazgo del meteoro de Fukang es uno de los mayores descubrimientos de meteoritos del siglo XXI. Y a pesar de su belleza, se sabe que no es el más grande. El 2005, el cazador de rocas espaciales, Steve Arnold, desenterró una muestra de 635 kg en el estado de Kansas.

Nuestro universo está lleno de tesoros increíbles.

¿Cuántos más habrán por descubrir?

Descubierto un sistema solar con siete planetas como la Tierra

Una pequeña estrella situada a 40 años luz del Sol tiene siete planetas rocosos como la Tierra que podrían tener agua líquida en su superficie. El descubrimiento, que se presenta esta semana en la revista Nature y que anunció este miércoles la NASA , ofrece por primera vez un objetivo claro a los astrónomos para buscar vida extraterrestre en los próximos años. Además, indica que los sistemas planetarios donde se dan condiciones adecuadas para la vida deben ser abundantes en el Universo.

“Lo más estimulante es que estos planetas son adecuados para estudiar sus atmósferas en detalle”, ha declarado en una rueda de prensa telefónica Michaël Gillon, astrofísico de la Universidad de Lieja (Bélgica) y primer autor del trabajo. Según las combinaciones de gases que se detecten, “nos indicaría con una confianza de hasta el 98%” que allí hay actividad biológica.

La estrella, llamada TRAPPIST-1, es lo que los astrónomos conocen como una enana ultrafría. Tiene un radio equivalente a un 12% del Sol y una temperatura superficial de unos 2.300 grados centígrados, frente a los 5.500 de nuestra estrella. Se encuentra en la constelación de Acuario pero es demasiado tenue para que los aficionados a la astronomía la puedan ver, incluso con un pequeño telescopio.

El descubrimiento es obra del mismo equipo científico que hace nueve meses anunció el hallazgo de los tres primeros mundos alrededor de TRAPPIST-1. Los científicos no han podido observar directamente los planetas, pero han deducido su existencia, su tamaño y su masa por cómo se reduce el brillo de la estrella cada vez que uno de los astros se interpone entre ella y la Tierra.

Los cálculos indican que los siete planetas son de tamaño similar a la Tierra y por lo tanto tienen una superficie sólida. “Es la primera vez que se encuentran tantos planetas de este tipo alrededor de una estrella”, ha destacado Michaël Gillon.

Tres de ellos –designados por ahora como e, f y g- se encuentran en la zona habitable de la estrella, allí donde la temperatura es adecuada para que haya agua líquida en su superficie. En los tres planetas más próximos a la estrella –designados como b, c y d- hace probablemente demasiado calor para que pueda haber agua líquida. En el más alejado de los siete –el planeta h-, hace probablemente demasiado frío. Pero los astrónomos tienen aún una imagen incompleta del sistema planetario y, con los datos disponibles hasta ahora, “podría haber agua en cualquiera de ellos”, sostiene Gillon.

La estrella TRAPPIST-1, más pequeña que el Sol, se encuentra a 40 años luz de la Tierra

De los siete, el mejor candidato para albergar vida es el planeta f, ha informado en la rueda de prensa Amaury Triaud, coautor de la investigación, del Instituto de Astronomía de Cambridge (Reino Unido). Se trata de un mundo de tamaño casi igual que la Tierra que completa una órbita alrededor de la estrella cada nueve días terrestres. “Es especulativo porque no sabemos cómo surge la vida”, declara Triaud. “Pero, si surge en un océano y hay un océano allí, no veo ningún problema”.

Si vive alguien en el planeta f, o en alguno de sus vecinos, estará viendo en el cielo una gran estrella de color salmón, con un diámetro unas tres veces mayor que el sol visto desde la Tierra. Pese a la proximidad de la estrella, sin embargo, la luminosidad en la superficie del planeta es unas 200 veces inferior a la que llega a la superficie de la Tierra. Estar allí a mediodía “sería como aquí al atardecer”, explica Triaud. Pero “sería bello porque cada poco tiempo pasaría por el cielo otro planeta que se vería el doble de grande que la luna”.

Según los resultados de la investigación presentados en Nature, el sistema planetario de TRAPPIST-1 es un sistema solar de bolsillo. Además de tener una estrella enana, las órbitas de sus siete planetas cabrían todas en el interior de la órbita de Mercurio. Con los planetas tan cerca de la estrella, allí los años pasan rápido: duran un día y medio terrestre en el planeta más próximo a TRAPPIST-1 y unos veinte días en el más lejano.

El planeta f, donde un año dura nueve días terrestres, es el mejor candidato a albergar vida

“El hecho de que la estrella sea pequeña hace que sea más fácil detectar planetas del tamaño de la Tierra”, porque los cambios de luminosidad se aprecian mejor que con estrellas más grandes, explica Michaël Guillon.

La disposición de los planetas unos respecto a otros sugiere que tienen un hemisferio mirando a la estrella donde siempre es de día, mientras que en el otro siempre es de noche. El mismo fenómeno, llamado acoplamiento por marea, se produce en el sistema solar con la luna, que siempre muestra la misma cara a la Tierra, o con las cuatro grandes lunas de Júpiter.

En los planetas de TRAPPIST-1, que tienen suficiente masa para retener una atmósfera, la diferencia de temperatura entre el hemisferio diurno y el nocturno provocaría vientos constantes y potentes para redistribuir el calor. El acoplamiento por marea, además, generaría calor en el interior de los planetas y provocaría actividad volcánica.

La investigación se ha basado en observaciones hechas con telescopios de Chile, Hawai, Marruecos, Sudáfrica y Canarias, además de veinte días de seguimiento con el telescopio espacial Sptizer de la NASA.

Los resultados de la investigación sugieren que los sistemas planetarios donde se dan condiciones adecuadas para albergar vida deben ser abundantes en el Universo

Se estima que, por cada planeta que se puede detectar porque pasa entre su estrella y la Tierra, tiene que haber entre veinte y cien planetas que no pueden detectarse de este modo. “Hallar siete planetas del tamaño de la Tierra sugiere que el sistema solar con sus cuatro planetas rocosos no es nada extraordinario”, escribe Ignas Snellen, astrónomo de la Universidad de Leiden (Holanda) que no ha participado en la investigación, en un artículo de análisis publicado en Nature. Y más teniendo en cuenta que las estrellas pequeñas tamaño como TRAPPIST-1 son de las más numerosas de la galaxia

En un futuro próximo, los investigadores ampliarán las observaciones a otros sistemas estelares con el proyecto SPECULOOS, basado en cuatro telescopios que se están construyendo en Chile, que les permitirá multiplicar por diez la muestra de estrellas observadas en busca de sistemas planetarios. La NASA tiene previsto poner en órbita a mediados del año próximo el telescopio espacial TESS, especialmente diseñado para buscar exoplanetas. Pero los resultados más esperados serán los del telescopio espacial James Webb, considerado el sucesor del Hubble, que se lanzará a finales del año próximo y que permitirá analizar las atmósferas de los siete planetas de TRAPPIST-1.

Es “un avance crucial para buscar si hay vida en otra parte. Antes teníamos indicios; ahora tenemos el lugar adecuado dónde buscar”, destaca el investigador Amaury 

“Si encontramos, por ejemplo, metano, con oxígeno u ozono, y dióxido de carbono, sería un fuerte indicio de actividad biológica, indica Michaël Gillon. Lo importante, explica el investigador, no es un gas concreto sino la combinación de gases: si se encuentra una mezcla de gases que reaccionan entre ellos y tienden a desaparecer, significaría que hay algún tipo de actividad que repone estos gases en la atmósfera. Del mismo modo, si alguna forma de inteligencia extraterrestre analizara la atmósfera de la Tierra desde otro planeta, podría deducir que aquí hay actividad biológica.

El descubrimiento del sistema planetario de TRAPPIST-1 es “un avance crucial para buscar si hay vida en otra parte. Antes teníamos indicios; ahora tenemos el lugar adecuado dónde buscar”, destaca Amaury Triaud. “En una década lo averiguaremos”.

La Ideología de Género

Bendiciones a todos, buscando en la web, encontré este artículo que me pareció muy interesante, por lo que lo reproduzco en su totalidad. Se que es un poco extenso, pero pienso que es muy explicativo, por lo que puede aclarar algunas dudas sobre el tema. Al final las conclusiones son mías por lo que les pido que lo lean en su totalidad. Espero sus comentarios y si le bendice compártalo por favor.

** Si a la Familia

¿Qué es y cómo se forma un arcoiris blanco?

Tendemos a pensar que un arcoiris es un rayo de luz multicolor que aparece tras una tormenta.

Pero, ¿y si te dijeran que existen los arcoiris blancos? Sí, blancos, sin los típicos colores en escala de toda la vida.

De igual forma que los arcoiris típicos, los arcoiris blancos se parecen mucho a los de toda la vida, aunque necesitan unas condiciones especiales para aparecer. Concretamente niebla, una niebla suficientemente delgada para ser atravesada por la luz del sol. Su color central es blanquecino-grisaceo, aunque por los bordes pueden verse tonos rojos o azules.

Cómo se forma un arcoiris típico

Tanto los arcoiris típicos como los arcoiris blancos necesitan que la luz del sol pase a través de las gotas de agua que quedan suspendidas en la atmósfera tras la lluvia. Ahora bien, lo que diferencia a los arcoiris blancos es que las gotas de agua de la niebla son muchísimo más pequeñas que las gotas de lluvia comunes.

Así pues, cuando se forma un arcoiris, la luz se curva o refracta mientras atraviesa las gotas de agua, separándose en varios colores. Parte de esa luz se refleja en las gotas de agua y vuelven, y eso es lo que ven nuestros ojos, la “salida” de la luz, la cual vuelve a doblarse a medida que pasa de nuevo por las gotas de agua del aire.

La luz violeta se inclina más y la roja menos, por ello esta última es la que aparece “arriba” del arcoiris. Realmente nosotros solo vemos una curva de la luz refractada desde nos encontremos, pero en realidad es todo un círculo que se interrumpe por el suelo (de hecho, se puede ver el anillo completo desde los aviones en algunas ocasiones).

Cómo se forma un arcoiris blanco

En el caso de un arcoiris blanco, también se necesita que la luz pase a través de gotas de agua, pero los colores no pueden verse. Un arcoiris blanco está hecho de gotas de agua de niebla, 100 veces más pequeñas que las gotas de agua de lluvia común. Por ello, la mayor parte de la luz se difracta o dispersa, y una pequeña parte se refracta.

Lo que sucede, esencialmente, es que las ondas de luz no pasan durante suficiente tiempo a través de las gotas de agua para refractarse y poder separarse así en los típicos colores de un arcoiris. Los colores se concentran, se superponen, y eso acaba dando lugar al blanco (ya que, originalmente, ese es el color de la luz natural).

Descubren una cola de dinosaurio conservada en ámbar, y tiene plumas

Científicos han descubierto por primera vez una cola de dinosaurio en ámbar; ni que decir tiene que nos puede ayudar a descubrir más de aquellos seres.

Los dinosaurios nos siguen resultando fascinantes; sobre todo porque cada vez que se descubre algo nuevo nuestra imagen de ellos cambia radicalmente.

El último descubrimiento del equipo de paleontólogos de la Universidad China de Geociencias liderado por la especialista Lida Xing puede traer consigo otro cambio espectacular.

Una cola de dinosaurio en ámbar que parece salida de una película

Lo que han descubierto parece salido de una película de Hollywood; una cola de dinosaurio conservada en ámbar. Es un trozo de cola relativamente grande, e incluye huesos, tejidos blandos y plumas.

Sí, plumas. Si hace mucho que no lees de dinosaurios o lo último que viste es Jurassic Park puede que te sorprenda, pero ya es bien sabido que muchos dinosaurios tenían plumas como las de las aves actuales.

Esto se sabía gracias al descubrimiento de plumas sueltas, o de impresiones fósiles en la roca; esta es la primera vez que se descubre un fósil de dinosaurio con plumas conservado tan bien, una prueba absoluta de la teoría.

La muestra conservada en ámbar es de hace 99 millones de años y mide unos tres centímetros y medio; por el tamaño y la estructura de la cola, los investigadores creen que pertenecía a un joven coelurosaurio, un tipo de dinosaurio más cercano a las aves actuales.

Por lo tanto, otro detalle interesante del descubrimiento es que nos permite analizar un paso intermedio entre las plumas de los dinosaurios y las de las aves; los investigadores las describen como plumas “delicadas”, con una estructura abierta y flexible.

Plumas para presumir y para conservar el calor

Eso significa que estas plumas no fueron usadas para volar; en vez de eso, se parecen mucho a las plumas ornamentales de pájaros actuales. Por lo tanto, si el dinosaurio estaba cubierto sólo por ese tipo de plumas, no podría volar y sólo las usaba para comunicarse con otros de su especie o para conservar el calor.

Este descubrimiento podría haber sido una tragedia; esta pieza de ámbar sale de las minas de Hukawng, en Myanmar, e iba destinada a crear joyas.

De hecho, la pieza fue tratada para darle forma ovalada antes de que los investigadores la encontrasen; lo bueno, aseguran, es que al menos el corte les dio la oportunidad de analizar los compuestos químicos del interior.

Encontraron hierro ferroso, fruto de la descomposición de la hemoglobina de la sangre del dinosario. Ahora la esperanza es que puedan analizar más compuestos químicos para averiguar detalles como el color de las plumas.

Los 9 fenómenos naturales más sorprendentes

El ser humano siempre se ha visto empujado a explorar su entorno. El planeta Tierra se nos va quedando pequeño y cada vez son más las exploraciones en el espacio. Pero en realidad, ¿nos hemos parado a ver todo lo que tenemos cerca?

Hoy os traemos una lista de 9 fenómenos naturales increíbles que suceden aquí, en la Tierra:

1. Arcoiris de fuego

A pesar de lo que su nombre puede llegar a dar a entender, no es ni fuego, ni un arcoiris. Lo que veis es una combinación de cristales hexagonales de hielo que, al unirse de forma longitudinal, forman ese halo que veis alrededor de las nubes.

2. Nube mastodóntica

Las nubes mastodónticas son un fenómeno meteorológico que se da bajo condiciones climáticas muy intensas, como tornados o grandes tormentas. Consisten en la aparición de varias masas de nube alrededor de un patrón de célula, desarrollando un cumonolimbo.

3. Pilares lumínicos

Este precioso fenómeno ocurre cuando la luz del Sol o la Luna (o mejor dicho, los rayos del Sol reflejados en la Luna) atraviesa las partículas de hielo de la atmósfera terrestre. Tiene lugar en zonas frías, y suele ocurrir cuando comienza a caer la noche.

4. Glaciares multicolores

Aunque muchos nunca hayáis visto uno así, lo cierto es que no son tan raros. Las bandas azules se forman al solidificarse el agua que entra por las grietas, pero de manera tan rápida que no da tiempo a que se formen burbujas. Las marrones y amarillentas son sedimentos que se han recogido y que, de la misma forma, quedan atrapados en el bloque de hielo.

5. T0rmentas volcánicas

Este fenómeno ocurre cuando partículas de ceniza, hielo y roca colisionan entre sí y forman cargas eléctricas, que al interactuar entre ellas pueden llegar a formar tormentas como las de la imagen.

6. Agua verde

Este agua de aspecto lechoso y de color verde pastel es causada por la actividad electromagnética entre los rayos de luz y la superficie del agua. Es un fenómeno extraño que suele darse en zonas de vegetación muerta.

7. El Sendero del Cielo

Aunque parezca lo contrario, esta foto está apenas modificada. Lo que ves es un conjunto de miles de estrellas de la constelación de Orión que se alinean con un sendero en Irlanda. Este fenómeno se da cada dos años entre los días 10 y 18 de junio.

8. Chandeliering

El Chandeliering es un fenómeno natural que se da cuando el hielo, en lugar de fusionar convirtiéndose en agua líquida, se astilla formando miles de agujas cristalinas.

9. Manhattanenge

El manhattanenge, también llamado “Solsticio de Manhattan”, no es un fenómeno natural propiamente dicho, pero sí un evento curioso que ocurre sólo un par de veces al año, en el que el Sol se alinea en dirección este-oeste con las calles de la urbe. También ocurre en otras ciudades, como Chicago o Toronto.

Un castillo medieval, aparatos médicos a bordo de un barco pirata, una lujosa tumba romana… Estos son algunos de los tesoros que los arqueólogos han desenterrado y que nos han permitido asomarnos a la historia humana de una forma sin igual. ¿Tienes curiosidad por saber qué han sacado a la luz los científicos? Echa un vistazo a las imágenes de los hallazgos más importantes para la arqueología.

Los científicos desenterraron los vestigios de un castillo medieval que databa del año 1110. Las huellas arquitectónicas se descubrieron bajo una cárcel de hombres en Gloucester (Inglaterra).

 


Durante la construcción de un centro de información turística en Lod, una ciudad al este de Tel Aviv (Israel), salieron a la luz los restos de un extravagante mosaico en el suelo de 1.700 años de antigüedad.

 


Cerca de Soli, en la mediterránea isla de Chipre, se descubrieron tesoros tan extraños como esta corona funeraria dorada, que reposaba en una tumba aristocrática de 2.400 años de antigüedad.

 


Marcello Canuto (izquierda), director del Instituto de Investigación de la Universidad de Tulane en Estados Unidos, y Luke Auld-Thomas dieron con un monumento maya en piedra muy bien conservado mientras realizaban excavaciones en Guatemala.

 


Los arqueólogos descubrieron un tesoro de 2.000 espirales de oro en la ciudad de Boeslunde, en la isla danesa de Zelanda. Las espirales tienen aproximadamente 3.000 años de antigüedad.

 


Los arqueólogos que trabajaban en el noroeste de Kenia desenterraron las herramientas de piedra más antiguas del mundo, que datan de hace 3,3 millones de años. Tienen 700.000 años más que los artilugios más antiguos que se conocían hasta la fecha.

 


Al sur de la finladesa isla de Jussarö se descubrió un tesoro valorado en 150 millones de dólares (unos 137 millones de euros) con monedas y joyas de oro. El hallazgo se produjo entre los restos de un buque que naufragó hace siglos y que, desde entonces, está siendo estudiado por los arqueólogos.

 


En Tel Aviv (Israel), los arqueólogos desenterraron numerosas piezas de cerámica —entre ellas, este fragmento de vasija— que datan del 3.500 a.C. Estos hallazgos indican que la ciudad acogió en algún momento una antigua fábrica de cerveza egipcia.

 


Los arqueólogos descubrieron en Egipto dos antiguas tumbas llenas de pinturas cerca de la histórica ciudad de Luxor. Se cree que pertenecieron a la dinastía XVIII del Imperio Nuevo, que gobernó Egipto entre los años 1550 y 1295 a. C.

 


En un antiguo aparcamiento de la ciudad de Cirencester (Inglaterra), se descubrió una sofisticada tumba romana de 1.800 años de antigüedad.

 


En el norte de Israel los excavadores encontraron anillos, brazaletes y pendientes de 2.300 años de antigüedad. También descubrieron monedas de plata acuñadas durante el reinado de Alejandro Magno, en el siglo IV a.C.

 


En la región francesa de Campaña se descubrió una opulenta tumba y un tesoro enterrado con complejas piezas de cerámica, un cuchillo envainado y un carro. La cabeza de felino de la imagen data de principios del siglo V a.C.

 


Cerca del puerto del Parque Nacional de Cesarea (Israel) se descubrió un botín de oro en el fondo del mar Mediterráneo. Las monedas datan del período medieval, concretamente de siglo XI.

 


Los arqueólogos que estudiaban el barco hundido del pirata Barbanegra, llamado Venganza de la Reina Ana, rescataron varios artilugios médicos entre los restos, como una jeringa uretral usada para tratar la sífilis. Los aparatos datan de 1718.