EL PUEBLO DONDE LAS AVES SE SUICIDAN

26 Octubre, 2016 by Leonardo Bailey

EL PUEBLO DONDE LAS AVES SE SUICIDAN
Cada año, tras la temporada del monzón, en septiembre y octubre, poco después del atardecer y en oscuras noches sin Luna, bandadas de pájaros de diferentes especies se congregan en grandes números y vuelan en círculos hasta que se estrellan violentamente contra el piso, los árboles, las casas, dejando el suelo repleto de cuerpos rotos, frenéticos aleteos y muerte.
El lugar en el que se dan esa espantosa cita se llama Jatinga, un pueblo del estado de Assam en India.
Y el enigma no acaba ahí.
El fenómeno está confinado al kilómetro y medio que mide el pueblo.
Las aves vuelan hacia fuentes de luz.
Además, las investigaciones muestran que la mayoría son diurnas, de manera que no deberían siquiera estar activas a esas horas de la noche.

Los primeros que observaron esta muerte masiva de pájaros fueron los Zema Nagas, la tribu nativa del área. Les aterrorizó, pues pensaron que el fenómeno era obra de dioses malvados y en 1905 vendieron su tierra a los Jaintias, quienes interpretaron el portento como un regalo de los dioses.

Los científicos, tras aclarar que no se trata de un suicidio, han emitido varias teorías para explicar lo que ocurre, entre ellas la desorientación a grandes altitudes y grandes velocidades en medio de la niebla que es característica en esa época.
Otra posibilidad es que los pájaros, en su mayoría jóvenes y emigrantes locales, son perturbados por vientos fuertes en sus nidos. Cuando un ave vuela en esas condiciones, busca la luz como refugio.
O quizás los cambios en el clima afectan los campos magnéticos en el área, perjudicando la habilidad de navegación instintiva de los pájaros.
En cualquier caso, las muertes, aunque desconcertantes, no son lamentadas por los locales, quienes no pierden la ocasión para terminar de matar a las aves con palos de bambú, para luego comérselas con fruición.

Escribir Comentario.