Australia

Los líderes cristianos han expresado su preocupación por el informe recientemente publicado por la Comisión Australiana de Reforma Legal (ALRC) sobre las escuelas religiosas en Australia, señalando un aumento en las amenazas a las libertades religiosas en el país.

El informe, objeto de amplia discusión pública antes de su divulgación, incluye una recomendación clave al gobierno federal para enmendar la Ley de Discriminación Sexual y eliminar las exenciones que permiten a las escuelas religiosas despedir o expulsar a estudiantes y personal LGBTI+ debido a su orientación sexual o identidad de género.

A pesar de los llamamientos de grupos LGBTQI+ para implementar estas recomendaciones, sectores religiosos han condenado el informe, considerándolo como un paso más en la erosión de las libertades religiosas.

Una coalición de organizaciones cristianas, musulmanas y judías ha instado al Primer Ministro a rechazar las recomendaciones, argumentando que eliminar las exenciones podría afectar la capacidad de las escuelas religiosas de mantener su identidad y contratar a personas que compartan sus creencias.

La Alianza Australiana de Escuelas Cristianas ha descrito el informe como un ataque directo a la fe y la libertad de creencia en Australia, advirtiendo que su implementación podría cambiar drásticamente la educación cristiana en el país.

Vanessa Chen, directora ejecutiva de la AACS, ha destacado la importancia de este momento para las escuelas cristianas y la libertad religiosa en Australia, expresando su preocupación de que las recomendaciones del ALRC podrían limitar la autonomía de las escuelas en asuntos de empleo y enseñanza basados en sus creencias.

«Sienta un precedente aterrador, y la pregunta que los australianos deben hacerse es ‘¿quién sigue’? ¿Le dictarán a cualquier otro grupo u organización religiosa lo que pueden creer?”, dijo ella.

La Sra. Chen enfatizó que la preocupación radica en el derecho de los padres a elegir escuelas alineadas con sus valores. Encuestas de la AACS revelaron un fuerte apoyo a la contratación basada en valores religiosos.

El Gobierno enfrenta presiones para cumplir promesas electorales sobre la discriminación religiosa, en un contexto de creciente debate sobre la libertad religiosa en medio de leyes contra la desinformación y el discurso de odio.

El arzobispo Anthony Fisher alertó sobre la reducción de libertades religiosas en Australia, instando a la protección de la capacidad de reunirse y practicar la fe. El Primer Ministro Albanese busca unidad política en posibles enmiendas, mientras la Coalición y partidos menores abogan por un proceso legislativo regular.

Los Verdes y la oposición piden acción para evitar discriminación en las escuelas religiosas.

La líder adjunta de la oposición, Sussan Ley, destaca la necesidad de abordar las preocupaciones de las escuelas religiosas en el debate legislativo, subrayando la importancia de un proceso parlamentario adecuado.

El escenario político refleja tensiones entre garantizar la libertad religiosa y prevenir la discriminación, con llamados a un enfoque equilibrado y transparente en la formulación de leyes.

Rev. Leonardo Bailey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio