Consejeria


Si necesita orientación, dirección o consejería, escriba su caso y con gusto le responderemos oportunamente.

 

 

 

CAPTCHA
Please wait...

A continuación los casos de consejería actuales:

Estoy Casada, veo Pornografía, y…

Pastor tengo 7 años de casada, soy feliz con mi esposo, tengo buenas relaciones sexuales con él, nuestra vida sexual es buena, nuestro matrimonio es placentero en todos los aspectos como un matrimonio normal que a veces tiene dificultades pero me satisface y todo marcha bien, el me atiende, yo lo amo pero tengo un problema, yo veo pornografía. Inicié viendo esto si no me equivoco desde los 12 años aproximadamente, mis ganas surgieron por curiosidad a saber que era eso de la ¨pornografia,¨ en ese momento aun no era cristiana, cuando fui creciendo lo dejé de ver simplemente porque se me fueron la ganas de seguir haciendolo; luego conoci a Dios y ni siquiera recordaba que años atrás lo veía. Cuando comencé el noviazgo con mi esposo se despertaron mis ganas de ver nuevamente pornografia e inicié otra vez en lo mismo. Me casé, y al momento de casarme pensé que ya al estar con mi esposo (sexualmente), se me irían esos deseos pero no fue asi, he estado casada y aun estandolo no dejo de querer ver pornografia, hay momentos en los que me propongo no verlo más, pero solo me dura un mes mas o menos y vuelvo y caigo en lo mismo, y no quiero seguir asi. Debo aclarar que cuando la veo, aun cuando yo no me masturbo tengo la tendencia a tocarme y se que esto puede llevarme a hacerlo (masturbarme). Esto siempre lo veo en momentos que estoy sola en casa o en tiempo de ocio desde mi telefono celular, me da vergüenza pues soy una cristiana, sirvo en la congregacion y por hacer eso hay momentos en los que siento que ni servir quiero, pero a pesar de esto amo a Dios y me hace sentir mal. Mi esposo no lo sabe, pero yo me siento mal y necesito ayuda. Que cosas puedo hacer.

Respuesta:

Esta situación es un poco complicada, veamos las cosas buenas: es feliz, ama a su esposo y él la satisface plenamente, pero es obvio que algo está ocurriendo ya que al momento en que Ud. Se encuentra sola, se dedica a ver la pornografía y esto la lleva a tocarse. En ocasiones para encontrar la solución de un problema usted debe buscar el inicio de este y muchas veces estas prácticas de ver pornografía comienzan en la adolescencia o en la niñez y como quiera que sea la pornografía es adictiva y va creando una atadura espiritual y muchas personas ya casadas están viendo pornografía no porque tengan problemas en la relaciones sexuales, sino producto de ataduras espirituales, y yo no quiero decir que por estar atado (a) espiritualmente no seamos responsables de nuestros actos ante Dios, siendo que no somos obligados a realizar tales actos y que debemos tener control sobre todo nuestro ser. Cuando una persona generalmente ve pornografia esto la éxita y al hacerlo la persona está participando mentalmente del acto sexual y erótico, ya que se imagina que es la persona que ve en el video. Cuando se está casado (a) y se ve pornografía de alguna manera hay un grado de infidelidad emocional (mental). Lo primero que debo decir es que Ud. debe serle fiel y leal a su esposo. En ocasiones se puede ser fiel a alguien y desleal a la vez. En mi opinión aunque le sea fiel físicamente a su esposo, le es infiel en el ámbito emocional (mental).

Por otro lado, la pornografía es absolutamente perjudicial al matrimonio porque: 1.Estimula la misma zona cerebral que las adicciones, provocando una mayor resistencia y deseo de algo “más fuerte”, haciendo que el “sexo regular” deje de ser placentero, dicho de otra forma cambia lo normal, por lo anormal; 2.La focalización en la zona genital inhibe las sensaciones de otras zonas erógenas, facilitando un posible desorden sexual; 3.La creencia que los cuerpos quirúrgica y químicamente alterados de los actores, son la norma de todos los cuerpos que no trabajan en la industria del porno, genera una pobre autoestima en el(a) espectador(a), y en ocasiones genera expectativas irreales en el cuerpo del conyugue, afectando la vida sexual de la pareja; 4.Promueve ideas falsas en torno a cómo se debe tratar a la pareja durante el acto sexual, ofendiendo y/o agrediendo moralmente al conyugue; 5.Atenta contra la imaginación de la persona. Si eres de esas personas que cultivan su propia capacidad de ficción mental, entonces la saturación de escenas sexuales puede llegar a mellar tu propia imaginación; 6. Causa Egoísmo. Promueve el egoísmo y el auto placer inmediato; 7.Deteriora la vida sexual y conduce a la insatisfacción matrimonial; 9. Es una puerta abierta a la infidelidad; 10. Está vinculada a la depresión, el estrés y la ansiedad.

Esto parece más bien una atadura espiritual y siendo usted cristiana y estando consciente de que la biblia dice: …porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrución de fortalezas. 1 Corintios 10:4 Usted debe adoptar estas armas, (la oración, ayunos y la palabra de Dios) y si se toma esto en serio y se congrega lo vencerá y conquistará.

Esa parte de decírlo a su esposo no creo que sea lo más adecuado, siendo que tienen una relación buena y sexualmente placentera, y esto pudiera generar cierto grado de desconfianza, y desequilibrio creando por decirlo así un incendio que no existe. Para evitar afectar a su esposo, pienso que debe manejar esto de manera espiritual, orientada por su pastor y Ud. tome las armas espirituales que ya antes mencioné, (como la oración y el ayuno) y si lo hace esa atadura se va a romper.

En las relaciones sexuales de un matrimonio debe haber una buena comunicación aun cuando consideramos que son buenas, para así evitar estar imaginado, viendo pornografía o auto complaciendose. Porque lo que Ud. hace de tocarse o masturbarse es autosatisfacerse. Uno de los propósitos del matrimonio es satisfacción nutua de las necesidades fisiológicas, (sexuales), emociones y demás; en ese sentido debe haber transparencia y buena comunicación de forma tal que la satisfacción sea real.

Si Ud. reconoce que se siente mal por esta situación y ha decidido buscar ayuda por este medio, hace lo correcto, la biblia dice: El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia. Proverbios 28:13. Y ahora que Ud. lo confiesa, si se aparta (de la porno) la misericordia de Dios le alcanzará.

Finalmente diré que esto de ver pornografía es algo progresivo ( que va en aumento) y degenerativo, y puede ser que lo que ya es grave, que usted vea como un hombre y una mujer tienen sexo (libre), empeore y la lleven a ver algo mas grave, como relaciones homosexuales y cosas aun peores, hasta que llegue un momento en que lo que su esposo le hace no le satisfaga y la lleva a una esclavitud sexual y repito a la infidelidad. Es tiempo de decirle al diablo basta. Si usted cambia y logra salir de esto, esto solo habrá sido un mal paso y el día de mañana lograra ayudar a otra dama que pueda estar pasando por la misma situacion.

 

Algo que no se es desde donde usted ve la pornografia pero le podre dar unos datos y es que si es de un televisor pues evite encenderlo a altas horas de las noches, mientras esta sola (ya que a estas horas es que sabemos que se muestran escenas eróticas), y si es atravez de un celular le diré que la biblia dice: Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Mateo 5:29 y si es este celular la que le hace caer en este pecado debe usted desechar ese teléfono y por mas que sea un medio de comunicación muy útil, es mejor entrar al cielo sin celular, que irse al infierno por causa de este.

 

Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Santiago 4:7. Uno no puede evitar que las aves vuelen sobre su cabeza pero si puede evitar que hagan nido sobre ella. Cuando vienen estas ideas a su cabeza comience a orar, lea la palabra. Ánimo porque de esto podrá salir. Determinarás asimismo una cosa, y te será firme, Y sobre tus caminos resplandecerá luz. Job 22:28. Propóngase a si misma gozarse con su esposo y dejar de ver pornografía por su bien y el de su matrimonio.

 

Tengo un Hijo Homosexual

Buenas noches Pastor Bailey, yo no soy cristiana ni anda por el estilo pero si me gusta escuchar mucho sus mensajes que son reconfortantes y diferentes. En esta ocasión le escribo porque me gustaría conocer su opinión referente a un tema bastante sensible y que me esta afectando. La cuestión es que mi hijo es homosexual, mi esposo no estado acuerdo con el comportamiento de mi hijo y le pidió que se fuera de la casa en cuanto él se enteró de sus elección sexual, yo nunca estuve de acuerdo con esta decisión pero mi esposo me puso a  elegir entre él y mi hijo y obviamente decidí por mi esposo y a escondidas empecé a visitar a mi hijo y a darle dinero ya que él no está trabajando y solo estudia. Resulta que mi esposo se dio cuenta y mi advirtió que si continuo haciendo esto me va restringir el acceso al dinero y que él se iría de la casa. Yo estoy desesperada por mi hijo porque aunque sé que lo que él hace está mal, tampoco pienso que debemos darle la espalda. Sé que la actitud de mi esposo es porque él tiene miedo del que dirán, me gustaría que usted me dijera que puedo hacer en este caso, si acepto que mi esposo de valla de la casa y sigo apoyando a mi hijo o ya me olvido e mi hijo y dejo que haga si vida. Como si fuera poco de cumpleaños me pide que lo acompañe a la marcha del orgullo gay aquí en Panamá ya que según él está solo y no tiene quien lo apoye. No sé qué hacer. Gracias por si tiempo dispensado.

Respuesta:

Tomando en cuenta que no nos especifica la edad de su hijo, si es este de edad mayor de 18 años  en efecto, aun cuando no podemos decidir en la elección sexual de nuestro hijos como padre, existe la cabeza del hogar que es su esposo y como tal en casos de que no sabemos si ha tratado de llevar a su hogar más compañeros homosexuales, y al momento de su esposo enterarse de esto por supuesto que lo tomo por parte por el lado del que dirán e igual pareciera que su esposo tiene un sentido de lo natural de lo que es normal, y debo decir que la homosexualidad no es normal ni natural. Cuando una persona presenta esto ante sus padres, cuando el hijo menciono esto a sus padres es porque estaba dispuesto a correr el riesgo de que lo echaran de su hogar y como hijos sabemos que cosas poder decir y no a nuestros padres porque sabremos como podrán reaccionar y si el esposo como cabeza tomo la decisión de que su hijo se fuera de la casa usted como esposa debe apoyarlo, si usted como esposa deja a su marido por apoyar a su hijo, su hijo en algún momento la va a dejar y quedara sin matrimonio e iría a perder. Yo entiendo y a lo que se planteó el esposo es quien da el apoyo económico al hogar y este no quiere que ella lleve dinero de el al hijo porque considera que el hijo va a utilizar el dinero para las prácticas sexuales y si esto es así ella debe  ajustarse a las pautas que planteo su esposo. Su esposo no está dispuesto a aceptar ni apoyar la homosexualidad  del hijo y aunque usted es madre independientemente de lo que sea ese va a ser su hijo y como madre debe amarlo pero no debe amar lo que su hijo hace.

En mi opinión el hijo nos les ha de respetar porque con el simple de hecho de haberle invitado a la marcha de los homosexuales ya eso vendría siendo una falta de respeto, en cuanto a conducta se trata los padres se pueden poner de acuerdo en cuanto a esto. Quizás primero la invite al desfile, luego una fiesta así se va hasta que logre corromper sus principios y usted debe ponerse seria y velar más por su matrimonio no dejando se tener contacto con su hijo. La madre debe ser una figura que oriente a sus hijos y no son los padres quienes están llamados a participar de sus inmoralidades y actos degenerativos. Apoye a su hijo en todo lo que no tenga que ver con la práctica de homosexualidad y vea que su esposo esta centrado y ha tomado decisiones que ella como esposa que debe respaldar usted tiene un hogar, un matrimonio y debe ser sabia. Diga Si a lo bueno y a lo malo dígale No.

Sea sabia, prudente, ame e su hijo y apóyelo en las medidas de sus posibilidades pero usted rechace la homosexualidad y apoye a su esposo y aunque parezca radical pero es el que mantiene una noción de lo correcto, normal y antinatural.

Quizás este consejo no sería lo que exactamente lo que a usted quería que le dijesen pero debemos pero debemos estar del lado de la razón, lo común, de los valores y principios. Apoyemos a nuestros hijos pero no apoyemos lo malo.

Y por último debemos saber que esta dama no una cristiana o creyente fiel y mi consejo final es que usted busque de Dios y para Dios nada es imposible y Dios puede trasformar la vida de su hijo.

Dios nos ama a todos.