Escuela le niega espacio a un club de oración infantil tras haber aceptado un club LGBT días antes

Dos estudiantes de primaria de Washington están demandando a su escuela para poder crear un club de oración interreligioso después de que la directora les negara la oportunidad de reunirse en el campus.

El grupo legal sin fines de lucro First Liberty Institute está representando a estos alumnos de Creekside Elementary y a sus padres, argumentando que la escuela está discriminando a los alumnos al impedirles formar un grupo de oración.

Los estudiantes L.A.W. y J.W. tienen amigos de diversas creencias religiosas y querían empezar un club de oración después de clases para unir a sus compañeros y realizar acciones comunitarias.

A pesar de las reuniones que L.A.W. y su madre tuvieron con la directora Amy Allison, esta afirmó que todos los fondos para los clubes escolares ya se habían asignado en octubre, por lo que el club de oración no sería posible.

Sin embargo, el personal escolar lanzó un club de Orgullo LGBTQ solo una semana antes de la reunión de L.A.W. con la directora. Allison sugirió que la única opción para el club de oración era que pagaran por el espacio como un grupo externo.

First Liberty Institute envió una carta en nombre de los estudiantes argumentando que las acciones de la directora eran ilegales y violaban tanto la Cláusula de Libre Ejercicio como la Cláusula de Libre Expresión.

«La sugerencia de la directora Allison de que L.A.W. podría solicitar y pagar el uso de las instalaciones de la escuela como si fuera una organización externa es una forma ilegal de eludir los requisitos de la ley. Como la Corte Suprema ha sostenido en repetidas ocasiones, los clubes religiosos deben tener el mismo reconocimiento, acceso y derechos que otros clubes no curriculares», dice la carta.

First Liberty ha establecido un plazo límite para que el Distrito Escolar de Issaquah y la Escuela Primaria Creekside aprueben el club de oración, argumentando que es un tema de gran importancia y que deben hacerlo antes del 22 de abril.

«Negar la formación de un club estudiantil religioso mientras se permiten otros clubes viola la Constitución», dijo Kayla Toney, abogada asociada de First Liberty Institute.

«Los funcionarios escolares de Creekside Elementary están incurriendo en discriminación religiosa contra una niña de once años que simplemente quiere orar, sentir el apoyo de otros amigos religiosos y hacer servicio comunitario. En el caso del entrenador Kennedy, a poca distancia en auto, en Bremerton, la Corte Suprema sostuvo que los estudiantes y el personal pueden orar en la escuela, y prohibirlo viola la Primera Enmienda», finalizó.

Rev. Leonardo Bailey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio