Invasion de Rusia a Ucrania

Vladímir Putin ordenó el jueves 24 de febrero atacar la región de Donbás. El presidente ruso defendió en el mensaje con el que abría las hostilidades contra Ucrania que los enfrentamientos entre las fuerzas ucranias y rusas son “inevitables” y “solo una cuestión de tiempo”. “La expansión de la OTAN y el desarrollo militar del territorio de Ucrania por parte de la Alianza es inaceptable para Rusia”, justificó entonces el jefe del Kremlin. Las tropas rusas han atacado desde ese día varias regiones del país, incluida la capital de Kiev, en un conflicto bélico de final incierto.

La “operación militar especial” que desplegó Rusia en Ucrania marca una nueva etapa en el conflicto entre estos dos países, así como la relación entre Moscú y las potencias occidentales.

El presidente ruso, Vladimir Putin, justificó los ataques asegurando que busca proteger del ejército ucraniano a las regiones separatistas en el este del país, y advirtió con consecuencias “inmediatas” si alguien intenta enfrentarse a Rusia.

El mandatario de Ucrania, Volodymyr Zelensky, denunció ataques con misiles de crucero desde territorio ruso y anunció la ruptura de las relaciones diplomáticas con el gobierno de Putin.

Opinion del pastor

Y oiréis de guerras y de rumores de guerras; mirad que no os turbeis porque es menester que todo esto acontezca; mas aún no es el fin.

Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino; y habrá pestilencias, y ahambres y terremotos en diferentes lugares.

Y todas estas cosas son solo el principio de dolores.

Estas palabras las habló nuestro Señor Jesucristo como señales antes del fin. Rusia atacó a Ucrania y en mi cuenta de twitter subí un mensaje pidiendo a mis seguidores que elevaramos oraciones a Dios por el pueblo ucraniano, pero fui sorprendido negativamente en la reaccion de algunos cristianos que fueron diferentes e indolentes con lo que está ocurriendo en ese país hermano.

Necesitamos entender algunas cosas: las guerras son señales de la venida de Jesucristo, pero no son para que los cristianos se alegren, sean indiferentes, o no sientan compasión y amor por su prójimo, doblando rodillas e intercediendo ante Dios por la salvacion de las almas la iglesia debe orar.

Independientemente que esta pandemia ocurrió y esta guerra es señal de la venida de nuestro Señor Jesucristo no ocurre para que nosotros actuemos con indolecia e indiferencia que es cruel, como cristianos, creyentes debemos proyectar el amor y la misericordia de Dios, de manera especial con los que estan sufriendo.

Hermanos y amigos, elevemos oraciones por Ucrania y aun por el pueblo de Rusia. La misericordia de Dios es desde la eternidad y es hasta la eternidad.

Mi corazón está con el pueblo de ucraniano y por eso le solicito a todos ustedes que elevemos oraciones a Dios por Ucrania, siendo que en este país tambien hay una iglesia que Dios me permitió visitar, estar de rodillas y proclamando el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Oremos por Ucrania…

Bendiciones 

Rev. Leonardo Bailey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A mi Blog para que recibas todas las

actualizaciones de mis post