Panamá

Exhorto ante todo a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracia, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador. Timoteo 2:1-3

Cuando la iglesia ora al país le va bien.

La iglesia es una entidad espiritual, no nos movemos por un gremio o movimiento político. Nos movemos por causa de Dios.

Me mantengo firme en la postura de que la Iglesia debe orar en medio de todo lo que está sucediendo y no participar, apoyar o fomentar desorden en nuestra nación.

Panamá es un buen país.

Rev. Leonardo Bailey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A mi Blog para que recibas todas las

actualizaciones de mis post