Tres días de ayuno

Dentro de algunos días iniciaremos un ayuno “especial” de tres días con agua, por lo que quisiera crear consciencia en el pueblo del Señor, de tal forma que sino todos, al menos la mayoría participe de esta actividad espiritual (el ayuno); que al final será de gran bendición no solo para los participantes, sino también para aquellos que nos rodean.

El ayuno es una práctica de fe, y por ende solo es realizado por aquellos que creen.  Sin la fe el ayuno se hace vano, sería pasar hambre solaente.  Es importante señalar que todo ayuno, debe tener un propósito, que puede ser: a. General, y b. Específico.  En las Sagradas Escrituras, todos los ayunos que estan registrados han tenido propósitos (objetivos9; y cuado se han realizado conforme a la voluntad de Dios, siempre Dios ha respondido.

Tenemos que recordar también que el ayuno es una de las armas más poderosas que el Señor ha dado a su iglesia.  La Biblia dice: “Porque las armas de nuestras milicias no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (II Cor. 10:4).  Estas armas hay que utilñizarlas para la gloria de Dios y la extensión de su reino.

El ayuno que iniciaremos el veintitrés de agosto tiene los siguientes propósitos:

1. Por la Santidad en la iglesia.

2.La Multiplicación de las almas.

3. La construcción del campamento familiar.

4. Emisora de Radio.

5. Equipar el cuarto de oracion.

6. Milagros, prodigios y maravillas.

7. Compra de butacas para el Templo.

Serán tres días de oración, aflicción (de la carne), guerra espiritual; pero serán también tres días de victoria en todos los aspectos antes mencionados.  La palabra de Dios nos enseña sobre agunos casos de ayunos de tres días, y es interesante que lo analicemos:

  1. El caso de la reina Ester: Una joven judía llega a ser reina de Media y de Persia por providencia de Dios.  Esta, (la reina), tiene un tío llamado Mardoqueo que ama a Dios profundamente y vive para El.  El segundo hombre del reino es Amán (un hombre perverso) que recibe halagos, salamerías y humillaciones de todos en el reino (de tal manera que se arrodillaban y se inclinaban delante de él), excepto de Mardoqueo; por lo que Amán creando una trampa, planea exterminar no solo a Mardoqueo sino a todo su pueblo (los judíos) por medio de un decreto real que llava la firma de el rey. (Ester 3:1-15). Ahora, veamos la actitud de Mardoqueo cuando se entera de este plan de exterminio.  La Biblia dice: “Luego que supo Mardoqueo todo lo que se había hecho, rasgó sus vestidos, se vistió de cilicio y de ceniza, y se fue por la ciudad clamando con grande y amargo clamor.  Y vino hasta delante de la puerta del rey… y en cada provincia y lugar donde el mandamiento del rey y su decreto llegaba, tenían los judíos gran luto, ayuno, lloro y lamentación; cilicio y ceniza, era la cama de muchos.  Y vinieron las doncellas de Ester, y sus eunucos, y se lo dijerón.  Entonces la reina tuvo gran dolor, y envió vestidos para hacer vestir a Mardoqueo, y hacerle quitar el cilicio; más él no lo aceptó.  Entonces Ester llamó a Hatac, uno de los eunucos del rey, que él había puesto al servicio de ella, y lo mandó a Mardoqueo, con orden de saber que sucedía, y por què estaba así.

... Y Mardoqueo le declaró todo lo que había acontecido, y le dio noticia de la plata que Amán había dicho que pesaría para los tesoros del rey a cambio de la destrucción de los judíos.  Le dió también la copia del decreto que había sido dado en Susa para que fuesen destruídos, a fin de que la mostrase a Ester y se lo declarase, y le encargara que fuese ante el rey a suplicarle y a interceder delante de el por su pueblo.  Vino Hatac y contó a Ester las palabras de Mardoqueo.  Entonces Ester dijo a Hatac que le dijese a Mardoqueo: Todos lso siervos del rey, y el pueblo de las provincias del rey, saben que cualquier hombre o mujer que entra en el patio interior para ver al rey, sin ser llamado, una sola ley hay respecto a él; Ha de morir; salvo aquel a quien el rey extendiere el cetro de oro, el cual vivirá; y yo no he sido llamada para ver al rey estos treinta días.  Y dijeron a Mardoqueo las palabras de Ester.  Entonces dijo Mardoqueo que respondiesen a Ester: No pienses que escaparás en la casa del rey más que cualquier otro judío.  Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; más tu y la casa de tu padre perecereis.  …Y Ester dijo que respondierán a Mardoqueo: ve y reune a todos los judíos que se hayan em Susa, y ayunad por mi, y no comais ni bebais en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca. (Ester 4:1-16).

Observemos que el propósito de Mardoqueo y Ester al proclamar este ayuno, es impedir la desrucción de su pueblo.  Al principio la actitud de la reina es un tanto carnal e indiferente.  Ella estaba en el palacio y su vida no peligraba aparentemente.  Se parece a muchos cristianos que viven en comodidad, libre de todo tipo de problemas y sin peligro aparente; el ayuno no es para ellos, no lo necesitan; pero Mardoqueo es tipo del cristiano que no se rinde, que confía y depende de Dios.  El estaba seguro que Dios los libraría con o sin Ester, pero ella tanía la oportunidad para ser parte de una gran liberación.

Ahora, meditemos en la reacción de la reina; decide pedir que ayunen por ella tres días, y no solo eso; también decide ayunar con ellos los tres días.

Si ella entraba donde esta el rey sin ser llamada, su vida corría peligro, tambien su posición (de reina).  En otras palabras, ella necesitaba un verdadero milagro de Dios, y ante esta realidad ella decidió ayunar tres días, junto a todo su pueblo.  Llama poderosamente la atención el hecho de la particiàción de todos los judíos.  Este era un ayuno nacional, un ayuno congregacional; porque sería para el beneficio de toda la nación, toda la congregación.  En este ayuno hay un principio que hay que destacar, y es el de la unidad.  La reina pidió a su tío que reuniera a todos los judíos que se hallaban en Susa. (4:16).  Cuando todo el pueblo busca a Dios en Unidad (es decir con el mismo propósito, una misma mente), Dios está a punto de hacer algo maravilloso.

Ester es un tipo de la iglesia, que decide clamar a Dios en busca de socorro, fuerzas, protección, dirección, unción, crecimiento., visión, avivamiento, etc.  Esta iglesia (Bendición) al igual que Ester esta haciendo un llamado y subrayo a TODOS los judíos (los creyentes) de esta congregación a ayunar, orar, y suplicar a Dios para que nos de la victoria en los propósitos antes mencionados.

Los judíos en Susa, no podían ser indiferentes a este llamado, y no lo fuerón, todos participarón conforme a la petición de la reina de ayunar.  Pero, pregunto ¿Por qué tres días de ayuno? ¿Por qué no uno, o dos? ¿Por qué no cuatro o seis? No tengo esta respuesta; lo qué si puedo decir sin duda alguna, es que yo veo en la iglesia que las veces que una persona o nación buscarón a Dios durante tres días en ayuno y oración siempre recibierón grandes respuestas de Dios; como en los casos de Ester, Jonás y Ninive.  Asi como son tres días; tres son los elementos indispensables en todo ayuno: a. La Oración, b. La Alabanza (adoracón), c. La Palabra de Dios.

Los resultados de este ayuno de tres dìas, fuerón poderosos:

1. Amán se ve obligado a honrar a Mardoqueo:  Recordemos que Amán odiaba a Mardoqueo porque no se arrodillaba delante de él.  Sin embargo, ahora él (Amán) tiene que humillarse delante de mardoqueo (6:11).

2. Amán es ahorcado: En la misma horca que èl habìa preparado para matar ha Mardoqueo. (7:9)

3.  El rey crea un decreto a favor de los judìos. (8:8-11).

4. Los judìos destruyen a sus enemigos (9:5).

5. Los judíos celebran una gran fiesta. (La de Purin) (cap. 9).

Amado Hermano: Estoy convencido que después de estos tres días de ayuno, al igual que Mardoqueo y Ester, Dios nos dará grandes victorias en: a. Por la Santidad en la iglesia, b. La Multiplicación, c. La construcción del Campamento familiar, d. Emisora de Radio, e. Equipar el cuarto de oración, f. Milagros, prodigios y maravillas. g. Compra de butacas para el Templo.

Y si todo esto fuera poco: Dios responderá las peticiones personales de todos los que participán con fe (en la familia, finanzas, salud, etc).  Pero para ver todos estos milagros es necesario que todos y digo todos (niños, jovenes, adultos y ancianos) participemos.  No seas indiferente, súmate al ayuno de tres días como lo hizo Ester y no te restes.

Dios le bendiga.

Rev. Leonardo Bailey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A mi Blog para que recibas todas las

actualizaciones de mis post